Posibilidades muchas ... y aún más instantes por vivir